or

Relaciones abiertas y sexo por placer

15/11/2016

¿Cómo es el proceso de enamoramiento? Claro…conoces a la persona y con solo una mirada llega el primer flechazo. En muchas ocasiones no pasa de ese momento, pero en muchas otras se inicia una relación formal en donde todo parece ser miel sobre ojuelas cuando empiezan. No todo es sexo.

Salen, ríen, se presumen mutuamente en redes sociales, caminan de la mano por la calle y hasta tienes su fotografía de fondo de pantalla en tu celular. Pasa el tiempo, y a pesar de las diferencias, el vínculo y el lazo de pareja crece, y a eso súmale el poder descubrir el afrodisiaco más exquisito que es el hacer el amor viendo a la persona que te tiene enamorad@ a los ojos.

PODRÍA INTERESARTE: DESCUBRE SI TE ESTA PONIENDO EL CUERNO

Todo marcha excelente por meses, la familia, los amigos y hasta los momentos en donde la intimidad se puede presentar se vuelven más candentes e intrépidos en aprovechar hasta los lugares más extraños para poder disfrutar de sus cuerpos.

shutterstock_354566861

Y así el amor crece y se mantiene hasta que un día te das cuenta que los deseos de salir a hacer cosas juntos empiezan a cambiar por un fin en casa, una buena relación sexual se transforma en una película – PERO REALMENTE UNA PELÍCULA- o una siesta juntos.

El cuerpo humano recibe la potencia máxima de las hormonas de la otra persona por un periodo aproximado de 3 años, y aunque el amor y la costumbre ya se mantienen de la mano agradeciendo la estabilidad que estás obteniendo de una relación a largo plazo, conforme pasan los años -y no en todos los casos- el cuerpo empieza a pedir nuevos retos ya sean sexuales o alguna aventura para descubrir que esa jovialidad y adrenalina sigue habitando en el el (un ejemplo es lo que pasa cuando un hombre mayor consigue una amante mucho menor: ¡es sentirse joven de nuevo! y por supuesto de la manera errónea).

shutterstock_198097121

En un mundo en donde la tecnología, la igualdad de género, la pornografía y las aplicaciones han convertido al sexo en algo tan al alcance inmediato de todos, la mente y los principios se dejan llevar de forma más simple hacia los placeres del mundo, sin embargo esa lucha interna y hacia la sociedad de mostrarse como un buen marido, esposa, ejemplo a seguir nos frenan por completo a experimentar algún tipo de infidelidad

Pero ¿qué pasa cuando en pareja se empieza a buscar una solución para seguir juntos y no perder por una traición lo que tanto tiempo se tardaron en construir?

shutterstock_440562502

El tema sexual en una pareja es fundamental, placer físico, lograr ver el cómo enloqueces a la otra persona, llegar al éxtasis y también el descubrir cada rincón del cuerpo. Sin embargo, cuando ya todo eso ha pasado y por tanto tiempo, es normal -y no en todos los casos nuevamente- que te imagines cómo sería poder tocar otro pene, conocer otra vagina y lograr enloquecer a alguien más.

Muchos resuelven estas situaciones tomando decisiones en conjunto -pero muy arriesgadas- como lo son el intercambio swinger de parejas o abriendo las relaciones, es decir, cada quién puede estar involucrándose con otras personas sexualmente con la condición de que no afecte la relación sentimental.

shutterstock_513852841

Es difícil imaginar un “trio” entre tu pareja estable y un tercero, sin embargo este tipo de prácticas se vuelven día a día más comunes y el poder observar como otra persona toca esa piel que -tú considerabas tuya solamente tiempo atrás- se puede convertir en una práctica sumamente exitante para muchos.

Estas armas son peligrosas, no solo por que los celos y la poca tolerancia a tu pareja empezarán a existir, si no, hasta por enfermedades de transmisión y otras situaciones como enamoramientos que no estaban planeados (¡imagina que quien te deje sea la otra persona y no tú a el o ella!)

El origen principal de una relación es la estabilidad, mantenerse juntos, pasar, crecer, reproducirse y tener un apoyo por el resto de sus vidas; sin embargo si se decide tomar una decisión de ese estilo y probar estas conductas, deberá de hacerse aceptando las consecuencias que podrían venir y de forma muy madura.

shutterstock_345418145

Previo a llegar a esto, te invitamos a que conozcas otras etapas con tu pareja, que juntos hagan cosas que no han hecho tiempo atrás, que intercambien personalidades, que jueguen, usen objetos, en fin, hay un mundo de posibilidades que llegan hasta una terapia de pareja.

El ego es sumamente engañoso, y si no existe ese permiso o acuerdo, por lograr un poco de “adrenalina” puedes perder todo lo que te ha costado dinero, esfuerzo, tiempo y entrega y de pilón, lastimar a alguien que si cree en el poder estar solamente con una persona en el mundo.

 

 

Etiquetas
, ,