Divas Retro

#DivasRetro – La inmortal María Félix

por Walter Gassire Gallegos

Por: Mafeer Beltran

Un ocho de Abril de 1914 en Álamos Sonora, México vio nacer a quien sería recordada para siempre como su Diva, una mujer caracterizada por su clase y elegancia llamada María de los Ángeles Félix Güereña o mejor conocida como María Félix. Hija de Bernardo Félix Flores, un militar  y de Josefina Güereña Rosas mujer de ascendencia vasca. Tuvo once hermanos.

Desde los 13 años su belleza se hacía notar a donde ella fuera, más adelante fue elegida por sus compañeros como reina de la universidad, la coronaron y desfiló por la Ciudad lo que se convirtió en todo un sueño para ella.

PODRÍA INTERESARTE: Natalie Wood, los ojos de la belleza

Al poco tiempo se casó con Enrique Álvarez pero pronto terminó en divorcio. De esta unión María tuvo a su único hijo, Enrique Álvarez Félix.

A principios de los años 40, ya en la ciudad de México, un director de nombre Fernando Palacios se asombró con su belleza cuando María caminaba por la calle de Palma y la invitó a hacer una prueba para el cine, por su fuerte carácter que la caracterizaba no lo tomó en serio y creyó que sólo lo decía para tener una aventura con ella por lo que le respondió “¿Quién le dijo que yo quiero entrar en el cine? Si me da la gana, lo haré; pero cuando yo quiera y será por la puerta grande” pero una vez convencida de que las intenciones no eran esas aceptó y triunfó casi de inmediato ya que como decían, tenía don de actriz nato.

En su carrera cinematográfica María filmó 47 películas, todas con artistas de gran fama como Pedro Armendáriz, Dolores del Rio, Vittorio Gassman, Jorge Mistral, Arturo de Córdova, Jorge Negrete, Ignacio López Tarso, Emilio Fernández, Pedro Infante, entre otros.

Una actriz completa ya que cantaba y actuaba, por esto mismo es considerada la figura femenina más importante de la Época de Oro del Cine Mexicano y por su belleza uno de los máximos mitos eróticos del cine de habla hispana.

A partir de su personaje en el filme Doña Bárbara (1943) fue conocida como La Doña. Y recordada como María Bonita, gracias a la canción compuesta, exclusivamente para ella por Agustín Lara.

María conoció a Diego Rivera durante la filmación de la película “Río Escondido” y mantuvo una amistad con él y con su esposa Frida Kahlo a pesar de que siempre afirmó que las obras de ambos nunca fueron de su agrado. Se dice que Diego estuvo perdidamente enamorado de ella.

Ganó varios premios a lo largo de su vida como: Ariel a Mejor Actriz por Enamorada (1946), Ariel a Mejor Actriz por Río Escondido (1947), Ariel a Mejor Actriz por Doña Diabla (1949), Ariel de Oro en reconocimiento a su carrera cinematográfica (1989), Diosa de Plata por su carrera internacional como actriz (1989), Medalla al Mérito Artístico de la A.N.D.A, entre otros.

Finalmente la noche en la que María cumpliría 88 años fue encontrada sin vida en su dormitorio, se dice que murió durmiendo. Un eterno sueño del que jamás despertó.