General

El primer backstage de Horacio Pancheri en Open

por Walter Gassire Gallegos

Este mes andamos vestidos de gala al tener en portada a Horacio Pancheri en nuestra edición especial #DressLikeAMan.

Él ha sorprendido a todo México con su talento y profesionalismo; ha demostrado que, además de ser un ícono de estilo y porte, seguirá entregando durante años con toda la intensidad y entusiasmo su trabajo a sus miles de seguidores por todo el país.

PODRÍA INTERESARTE: LAURA MONTIJANO PARA OPEN

Hoy tenemos para ustedes su backstage y parte de su entrevista que podrás encontrar completa (junto con una espectacular sesión de fotos) en la revista impresa de septiembre ¡corre por ella!

CLICK DESDE LA PRIMER IMAGEN PARA VISUALIZAR CORRECTAMENTE

¿Cómo elegiste a México sin hacer escala en otros países para trabajar?
En Argentina trabajaba mucho para clientes mexicanos, hacía gráficas de bebidas, cervezas, ropa interior, carros y ropa, entonces me decían: México es un buen lugar para ti, muchos argentinos van allá y tu perfil puede funcionar’, yo decía: ‘no, no, acá estoy bien en Argentina’ pero cuando algo se me mete en la cabeza, voy por ese objetivo y a mis 30 años decidí venir a probar suerte. En Argentina estaba trabajando muy bien y contento pero quise salir de la zona de confort.

¿Ya conocías a alguien antes de llegar, para empezar a trabajar aquí?
Vine con un amigo que trabajaba con Carlos Baute que también venía a abrirse camino en el mercado latino, acá conocíamos a Glenda Reyna, la mamá de Eiza González que tiene una agencia de modelos, empecé a hacer castings con ella para poder mantenerme en lo que conseguía algo de actuación y estudiaba, Glenda me ayudó mucho ese primer año en México.

¿Dónde te seguiste preparando para ser actor?
Estuve un año con René Pereyra trabajando el método y me encantó, es la técnica que utilizo y al año me contactó Eugenio Cobo de Televisa, el Director del CEA; me preguntó si quería entrar con ellos a trabajar el acento neutro y a practicar con cámaras porque yo nunca había actuado con cámaras para televisión. Arranqué en junio de 2013 con el curso intensivo de 12 horas diarias, entré con el objetivo clarísimo de lo que quería y en diciembre salí y me dijeron que estaba listo para ir a tocar puertas con los productores y encontrar trabajo; a los dos meses me agarró Roberto Gómez para hacer “El color de la pasión” y de ahí no he parado.