VIRAL

Reglas básicas para poner un apodo

por Ricardo Enriquez

Los mexicanos amamos los apodos, pero no es tan sencillo como andar por la vida dándole nombres a los demás así porque sí. Casi todos en México tenemos un apodo… aunque no lo sepamos. Pero, si lo que quieres es que tu apodo pegue y sentirte el origen del nuevo nombre de tu conocido, aquí te dejamos cinco tips para poner un apodo.

1.- Tiene que estar en timing


Si quieres “bautizar” a alguien, tienes que estar en timing: llegar en el momento adecuado, cuando la persona no tiene un apodo y cuando ha ocurrido alguna situación en especial.

2.- Carrilla de cuates


Para que un apodo sobreviva, tiene que ser una característica que la persona soporte. Le pueden decir gordo, a alguien que no tenga (tanto) problema con ser gordo. Sino, el apodo se convertirá en un “sobrenombre” que solo se puede usar cuando la persona no te escucha y eso hará que no sobreviva.

3.- No compitas con los apodos familiares


Recuerda que tu apodo tiene su lugar. Si la familia ya lo nombró hace muchos años, ese apodo quedará en su ámbito familiar. Ten esto en cuenta.

4.- Trata de ser original


Recuerda que un apodo no tiene que ser una característica, ni siquiera un sustantivo. Puede ser un personaje o una situación. Vamos, sé inventivo.

5.- Recuerda: los apodos mutan


Sé consciente de que los apodos mutan y evolucionan cada cierto tiempo. Luego terminan por ser una evolución de su primera intensión. Recuérdalo al momento de darle nombre a tu amigo. El apodo crecerá y tendrá vida propia. Sólo te quedará verlo desde lejos y decir: “yo fui la semilla de eso”. Disfrútalo.