Cine y TV

Dalilah Polanco – La mejor paga: el aplauso del público

por Walter Gassire Gallegos

Hay personas que simplemente nacen para brillar en el escenario y una de estas afortunadas estrellas es Dalilah Polanco; una personalidad hija de artistas que ha logrado con el paso de los años ganarse la confianza y la sonrisa del público mexicano a través de su trabajo y esfuerzo en grandes producciones en televisión, radio y teatro.

PODRÍA INTERESARTE: GAL GADOT, LA MUJER DETRÁS DE LA MUJER MARAVILLA

El otro día tuvimos la oportunidad de verla en plena acción en la obra MENTIRAS, y fuimos afortunados de poder vivir de la mano de “Lupita” (el personaje que Dalilah representa) una serie de problemas técnicos inesperados que la artista tuvo que resolver de la forma más ingeniosa y divertida, convirtiendo la puesta en escena en toda una aventura llena de toques aún más cómicos de los que la misma trama presenta.

CLICK DESDE LA PRIMER IMAGEN PARA VISUALIZAR CORRECTAMENTE

Para ser un actor se necesita de valentía, amor, dedicación y habilidad de improvisación. Un actor de teatro tiene una gran responsabilidad al pararse en un escenario,  él es el encargado de envolver en una atmósfera al público y que este se olvide del mundo real por unos instantes. Es un espacio donde no se permiten errores y si suceden estos deben ser resueltos al instante, eso es lo que llamamos profesionalismo actoral.

Asombrados por el talento y compañerismo de todo el equipo, y emocionados por el resultado final, buscamos a Dalilah al final de la función para que nos platicara un poco de su experiencia profesional y del compromiso del actor ante el público en la actualidad y esto es parte de lo que nos compartió:

¿Cómo es tu relación con el público?

Existe un vínculo padrísimo entre el actor en el escenario y el público. No hay una sensación más maravillosa que recibir el aplauso del espectador, así mismo el que te esperen para regalarte por tu trabajo una flor o simplemente una felicitación ¡es indescriptible! El hecho de que la gente invierta su dinero y su tiempo en ir a ver tu trabajo es maravilloso.

¿Qué prefieres? ¿Cine, tele o teatro?

El teatro es maravilloso, ahí empecé mi carrera; además es un lugar donde por medio de la reacción de público puedes darte cuenta si hiciste bien las cosas de inmediato, lo cual es muy distinto en cine o televisión.

¿Cuál es tu responsabilidad social como actriz?

Lo más importante es hacer bien tu trabajo, un actor no sabe si alguno de los espectadores que están presentes está teniendo su primera experiencia viendo teatro. En tus manos está el hecho de que este espectador regrese o no. 

¿Qué tienes en común con Lupita?

Un actor deja huella de sí mismo en todos los papeles que interpreta, y a Lupita y a mi nos gusta hacer reír a la gente. Siempre hay que verle lo positivo a la vida…

¿Qué otro personaje te gustaría interpretar en Mentiras?

Ya con 5 años en Mentiras, me he logrado enamorar del personaje de Yuri; es un personaje difícil que además lleva los tonos más agudos de la obra ¡todo un reto! 

¿Cómo separas tu vida personal, un mal día o el cansancio mismo de la personalidad de “Lupita” sobre el escenario?

¡Es muy fácil olvidarte de los problemas cuando eres Lupita sobre el escenario!, es como si se tratara de una droga que te hace despegarte de tu mal humor y te enseña a divertirte. El escenario es mágico, y la gente siempre esperará lo mejor de ti, y ese es mi trabajo ¡dar lo mejor siempre!

Después de casi 3000 representaciones de Mentiras, podemos asegurar que su éxito se debe a las grandes actuaciones del elenco, un guión perfectamente estructurado y también un repertorio musical ochentero que todos amamos…¡No te la pierdas!