EN PORTADA

TODO sobre María León en Agosto…(FOTOS INÉDITAS+VIDEO)

por Walter Gassire Gallegos

La bellísima María León nos acompañó durante todo Agosto con una maravillosa sesión de fotos que tuvo para nuestra edición, un sexy backstage y una entrevista que se sacó un 10.

PODRÍA INTERESARTE: JIMENA SÁNCHEZ EN RECUERDOS OPEN

Te dejamos parte de su magnífica entrevista, sus 2 galerías y este exclusivo video solamente para ti. Sigamos al pendiente, vienen algunas sorpresas aún de la mano de esta belleza exclusiva. Así mismo ¡corre!, aún puedes encontrar la edición impresa en las calles con contenido que aquí no has visto.

Te deseamos todo el éxito en todos los proyectos que estás arrancando María ¡FELICIDADES!

CLICK DESDE LA PRIMER IMAGEN PARA VISUALIZAR CORRECTAMENTE

Exigente, autocrítica, terca e irreverente, cursi, disciplinada, femenina y sensible. María león siempre ha tenido claro que puede ser todo cuanto desee y lograr cosas tan grandes como se las proponga. En esta nueva faceta en la que nos comenta sentirse plena y renovada, demuestra que los cambios aunque lleguen a doler, también son para bien.

¿Siempre quisiste ser artista?

Siempre quise algo relacionado a las artes, lo primero que quise ser en mi vida fue bailarina y la expresión artística siempre me llamó mucho la atención, estudié piano, luego guitarra y como tenía problemas de sobrepeso era bulleada, así que busqué alternativas artísticas para expresarme. Mi familia siempre me hizo saber que yo podía ser lo que quisiera ser y detrás de los deseos siempre vino la exigencia y la disciplina de prepararse y de cada vez ser mejor; el arte era un reto, algo a que tenerle mucho respeto a través del estudio y el trabajo.

¿Alguien en tu familia se había dedicado al arte?

Mi abuela paterna cantaba y mi bisabuela era poetisa y tocaba el contrabajo, con mi abuelo materno nos sentábamos a escuchar música de mariachi, Guadalupe Pineda, Eugenia León, Pedro Infante y Agustín Lara; yo era muy chiquita pero se me quedó muy grabado que me decía: -cuando seas grande quiero que cantes como esas mujeres, que defiendas nuestra música y te sientas orgullosa de lo que eres-, como si quisiera regalarme una herencia a partir de la música, del orgullo de ser mexicana. Él tenía un restaurante que se llamaba “Manolos” donde llegaron a cantar Marco Antonio Muñiz y el Mariachi Vargas de Tecalitlán, todos los domingos teníamos un trato donde mi abuelo me daba mi domingo si yo cantaba con un par de canciones con el mariachi, casi siempre eran Costumbres, la Cigarra y Cielo rojo, los clásicos.

¿Qué es lo que más te gusta de tu país?

Tenemos un factor solidario que no he visto fuera, ese tipo de amor donde te apoyamos cuando hay alguna necesidad. Por otro lado, nuestra música es increíble, la cultura, la geografía, los ecosistemas, hay platillos exquisitos, tradiciones y una cultura riquísima; a veces pasan cosas tan tristes y sanguinarias en nuestro país que necesitamos que nos recuerden las cosas bellas y las cosas humanamente hermosas que tenemos en nuestro patrimonio.

¿Cuál crees que sea tu misión en este momento?

Lo que quiero es disfrutar el viaje que tengo y si en el camino alguien más encuentra felicidad, paz, supera- ción o el mismo empoderamiento cercano a lo que yo he vivido, para mí es una satisfacción enorme. Creo que ver por tus sueños es la manera más fácil de contagiar a los demás y creo que con las cosas que estoy haciendo musicalmente, defiendo una parte de libertad que para mí ha sido importante y es posible que otra gente se identifique, aunque la meta principal es purgar todo lo que siento como mujer, cantante y como alguien que está volviendo a empezar.

¿Cómo decidiste terminar tu etapa en Playa Limbo para iniciar algo por tu propia cuenta?

Con Playa siempre pude combinar varias actividades pero cuando vino la oportunidad de hacer “Guerra de Ídolos”, que implicaba un crecimiento y mi primer protagónico, donde alguien tuvo fe en mí como actriz y podía componer canciones además de interpretar a una cantante en una industria de hombres, era como un sueño hecho realidad. Me acerqué con mis compañeros y les planteé la situación, que por primera vez no iba a ser tan fácil alternarlo y aunque estaba la opción de que me esperaran, me parecía un poco egoísta pedirles que dejaran de trabajar por casi un año. Entre todos tomamos la decisión de que el grupo siguiera con otra cantante, me parece muy acertado el que hayan escogido a Jass y los veo muy contentos. El haber hecho la serie me abrió muchísimas oportunidades, por primera vez en trece años estoy escribiendo para mí, lo cual me llena de plenitud. Estuve en Estados Unidos estudiando actuación, cosa que no había hecho antes porque el grupo fue lo más importante siempre y aunque dejé muchas cosas por la banda, no me arrepiento, nos fue súper bien con “De días y de noches” y ahora que tengo una nueva oportunidad, he conocido gente increíble, productores como Motiff y compositores como Andrés Saavedra; hay planes para hacer una película el año que entra, actoralmente tengo una curiosidad enorme de seguirme preparando, hacer la serie fue de las mejores experiencias de mi vida; próximamente está por estrenarse en Netflix y creo que va a ser algo muy padre.

¿Qué tienes pensado hacer con tu carrera?

Estoy tratando de hacer algo que no había sido posible porque no cabía en Playa Limbo y creo que ahora sólo tiene que salir. Me encanta bailar y muchas de las cosas que estoy haciendo son para divertirme; el discurso tiene que ver con el empoderamiento, la libertad, el amor libre, las noches y la dualidad que tenemos los seres humanos con una parte que cumple con las reglas sociales y otra que las rompe; me gusta la parte que voy a mostrar, es un poco del lado “sargento” que tengo que va por la disciplina y la exigencia, también hay una parte de guarrez, de no caber en los estándares y ser irreverente. Quienes me han seguido de cerca han podido ver esta faceta, otros me ven como una figura femenina y delicada, pero yo creo que todos tenemos esa parte de sargento dentro de nosotros que sale en las noches o después de dos copas, quizá después de estar luchando y puede ser una parte interesante.