Automóviles

AUDI R8: UN LUJO DEPORTIVO

por Jafet Muñiz
DECIDIDA A LLEVAR AL LÍMITE LA PRECISIÓN Y EL DESEMPEÑO DE UN AUTO, LA MARCA ALEMANA PRESENTA EL NUEVO AUDI R8, UN VEHÍCULO QUE SE INSERTA EN LA LÍNEA DE LOS DEPORTIVOS DE ALTO ALCANCE, DEJANDO ATRÁS CUALQUIER INTENTO DE ALCANZARLO POR PARTE DE LA COMPETENCIA.

 

El diseñador Walter da Silva, quien se sumó a la genética de la sangre de Audi en la que predomina la victoria, planteó con su idea acercar al nuevo modelo de la casa al concepto de perfección automotriz; tarea difícil de conseguir, especialmente cuando se habla de un automóvil deportivo de primera clase donde el reto es alcanzar el más alto nivel de glamour, pero también en su desempeño.

 

No sólo el equipo de diseñadores buscaron enfilar el vehículo hacia la veta de la vanguardia estética, también los ingenieros consiguieron reformarlo. Gracias a su motor central V8 y a su tracción permanente quattro, el Audi R8 proporciona una mejor distribución de la carga; además, el diseño del motor –con engrase por cárter seco– ubica el centro de gravedad en un nivel lo suficientemente bajo para lograr un óptimo control en carreteras.

 

Audi conoce lo que buscan sus consumidores; de ahí que una de las principales características que modificó, para alcanzar una poderosa conducción, fue la tracción del vehículo. De esta manera, las curvas a las que se enfrenta el R8 son un juego de niños. Por otro lado, la luneta trasera con forma de escudo, es algo digno de presumir cuando de la precisión técnica se habla.

 

Lee la nota completa en nuestra edición impresa de noviembre de 2007.