lunes-trabajo

Consejos para sobrevivir el lunes

09/02/2015

El lunes es el día más complejo de la semana. Incluso aquellos que adoran su trabajo, sienten ese “arranque en segunda” que le pasa a la gran mayoría de la población, con el primer día de la semana laboral. Como sabemos que el lunes no va a desaparecer, aquí te dejamos unos consejos prácticos para poder sobrellevar el lunes.

1. Cuida la tarde de tu domingo.

Sabemos que es muy tentador, pero ponerse una borrachera a medio día del domingo, pensando que para la noche estarás bien, es fatal. Además de la cruda que tendrás por la noche, hacer esto modificará toda tu rutina de sueño, y no queremos eso.

2. Agua, mucha agua.

Desde el primer momento del lunes, bebe agua. Tomar agua ayuda a echar a andar tu metabolismo, lo que le dirá a tu cuerpo que ya estás despierto. Es café es maravilloso, pero puede deshidratarte por ser altamente diurético. Agua. Tu cuerpo te lo agradecerá.

3. Dígalo cantando.

Cualquiera que sea la manera en la que escuchas música, tómate un momento y crea una playlist para el lunes. No se trata de música para hacer ejercicio, sino de algo que te ponga de buenas. Un buen track que conecte directamente con tus mejores momentos, ayudará a arrancar mejor tu domingo.

4. Muévete.

No es cosa de que hagas ejercicio, que no te caería nada mal, sino de ponerte en actividad. Busca unos minutos para moverte un poco o por lo menos date un momento para estirarte. Tu cuerpo lo agradecerá.

5. Empieza el día con algo que disfrutes de tu trabajo.

Si tu rutina te lo permite (si lo permite, repetimos) intenta hacer lo que disfrutas primero. No se trata de atrasar tus responsabilidad, sino de recordarte el porque te gusta lo que haces, aunque sea lunes.

6. Sonríe.

Parece un cliché, pero sonreír ayuda a cambiar el estado de ánimo. Busca la oportunidad de una sonrisa real.

7. Momento de preguntarte cosas.

Si a pesar de todo, el lunes te sigue pareciendo espantoso, tal vez sea momento de preguntarte qué estás haciendo de tu vida. Todos odiamos despertarnos temprano o ciertas cosas de nuestra chamba, pero en general deberíamos de poder decir que nos gusta lo que hacemos. Si no es así, no se trata de un lunes, sino de cambios más importantes que deberías hacer en tu vida. La vida es muy corta para odiar tu cotidiano.

Etiquetas
,