Actualidad

Regálate la oportunidad y pon tu ofrenda

por Walter Gassire Gallegos

Antes que nada, es importante saber ¿para qué es la ofrenda? y ¿por qué debería de poner una?

Es una tradición prehispánica que nos ha regalado ante todo el mundo admiración, ya que somos de los pocos países (entre ellos Japón) que celebran la la muerte, sin embargo, nosotros lo hacemos de forma más colorida y llena -en cierta forma- de alegría.

PODRÍA INTERESARTE: ¿CREES EN FANTASMAS?

¿Y por qué debería de poner una? ¿Tengo alguien a quién recordar? 

Antes que nada, la muerte de alguien cercano y querido es un dolor que se lleva clavado en lo profundo del corazón, por lo tanto, poner tu ofrenda purifica ya que te permitirá gritarle de forma simbólica a aquellos que ya no están que los recuerdas y que los extrañas. Ponla con entusiasmo, cocina de ser necesario, échate una cerveza o un mezcal mientras acomodas los detalles y al final, regálate 5 minutos para decirles que tan especiales eran para ti. Dice la leyenda que ellos atravesarán un largo camino para poder disfrutar de ese altar hermoso ¡calma!, no se trata de malas vibras ni de nada que cause miedo; si esto fuera real de igual forma jamás los verías ni escucharías.

¡No olvides a tus mascotas! Cuenta “otra leyenda” que cuando mueres, si fuiste bueno mientras vivían, ellas te ayudarán a cruzar un complicado río que es donde decidirán tu “destino final”.

No estés triste, pon tu ofrenda con alegría, si en algún momento al recordar se te escapa una lágrima, que sea por los momentos hermosos que vivieron juntos.

No puede faltar en tu ofrenda:

Agua: ¡Después de tan largo camino, las almas necesitarán darle un buen trago!
Velas: Guían el camino de las almas ¡no se vayan a perder!
Incienso: Para que entes malvados no se cuelen en esta magnífica fiesta
Pan de muerto: Representan el ciclo de vida, in-dis-pen-sa-ble

IMPORTANTÍSIMO: 

No debe haber fotos de VIVOS en la ofrenda, siempre de los ya ausentes. Así no tengas una donde el difunto aparezca solo, recorta al que sigue vivo y coleando. Es básico, si no jalarás energía negativas para esas personas.