tania_slider

Tania Rincón

13/03/2012

Para ella, ser la mujer más bella de Michoacán no lo es todo; pero para nosotros sí. El hecho de que sea una apasionada de los deportes, es tan sólo un plus que la convierte en la mujer ideal.

Por Allan Glatt

Mientras el plato de fruta espera intacto frente a ella, probablemente porque sea demasiado saludable y falto del toque casero que ella extraña a veces de La Piedad (de donde es originaria), un narrador de Fox Sports canta un gol. Las voces de fondo de los cronistas son el soundtrack que acompaña a Tania en su quehacer cotidiano. Durante un encuentro entre el Stoke City y el Sunderland, Tania observa la grabadora digital y recuerda en voz alta aquellos días durante sus estudios en la UNIVA, en los que había que cambiar el cassette y cargar la máquina de escribir los miércoles, pues ese día tocaba el taller de mecanografía. “Recuerda que yo era de provincia”, dice entre risas mientras se prepara para hablar de su vida.

Estudiabas en una escuela para chicas, ¿con quién hablabas de deportes?
Nunca me faltó con quién. Soy la más chica de tres y aunque a mi hermano Noel –el más grande- nunca le gustaron mucho, a Carlos sí; incluso, jugó profesional en tercera división y fue a probar suerte a Italia. En la universidad comencé a tener más interacción con hombres, pero de cualquier forma ya tenía la experiencia de vivir en casa con hermanos.

Debes estar acostumbrada a las preguntas, ¿cuál te harías a ti misma?
(Entre risas confusas) No sé, es muy raro. Siempre soy yo la que entrevista. Me causa un poco de conflicto; si fuera artista me preguntaría cuándo viene mi próximo disco… no sé, “¿qué me gusta hacer en mis tiempos libres?”

¿Y qué te gusta hacer…?
Ver películas, ir de compras… tengo una debilidad por los zapatos. Me encanta viajar y, sobre todo, la comida. De hecho, creo que voy al gimnasio sólo para poder comer a gusto. Estoy entrenando para el medio maratón de Disney, me encanta hacer bici de montaña los fines de semana. En general, me gusta estar involucrada en cosas físicas.

¿Siempre supiste que La Piedad (Michoacán) te quedaba chica?
Sabía que no me iba a llevar a cumplir mis sueños. Empecé con un programa ahí y eso fue lo que me abrió el panorama para darme cuenta de que si deseaba dedicarme a eso, necesitaba las herramientas y bases de Ciencias de la Comunicación.

Fue entonces que Nuestra Belleza te catapultó fuera de ahí…
De entrada, fue el estudio y ya después el concurso. Estaba convencida de que quería estar en los medios. Ahí no iba a conseguirlo.

¿Qué se sintió ser la mujer más bella de Michoacán?
(Risas) Nunca lo consideré así. Desde que estaba en el concurso, mi mamá me decía que me la tenía que creer. Pero una cosa es caminar con seguridad y proyectar confianza; cuando otra muy distinta es creerte la más bella.

¿Ser bonita no lo es todo…?
Te abre muchas puertas, pero tu desempeño y trabajo también tienen que hablar por sí mismos. No puedes caminar por la vida con el título de la más linda del ejido, porque no es suficiente. Es un medio muy cruel y sí es importante verte bien. A final de cuentas, la televisión es imagen y si no te gusta lo que ves, la apagas o cambias de canal.

Cada día hay más mujeres guapas trabajando en los medios, en secciones de deportes… ¿qué te diferencia de ellas?
Que me gusta el deporte; me apasiona, de hecho. De entrada, lo practico y soy fanática del fútbol. Es parte de mi vida y no lo estoy forzando, ni estoy diciendo sólo lo que me dicta un prompter.

¿Y en Venga la alegría?
Ahí juego el rol de la chica recién casada, ingenua, que viene de provincia. Más que un personaje, después de la convivencia de tantos días, me he convertido en la hermana chiquita del programa.

A pesar de que es un programa dirigido al ama de casa… ¿por qué crees que sigan imperando los minivestidos en el show?
Es un programa aspiracional. La televisión es marcar tendencia de algo e invitar a que se anime al público a verse mejor. Para ti o para mí no sería igual de atractivo ver a las conductoras vestidas en jeans o pijama. Al final, la señora necesita motivarse y querer verse arreglada para cuando su marido llega. No quiero ser un ejemplo de mujer, pero me interesa recrearles la pupila tanto al hombre como a la mujer.

Te gustan los deportes, eres bonita y te gusta verte bien. ¿Eso te hace la esposa ideal?
No sé si la esposa ideal, pero procuro ser el complemento perfecto de mi pareja. Intento satisfacerle sus necesidades; darle la mitad de felicidad que él me da todos los días.

¿Hay competencia en el hecho de que tú sepas más de deportes que él?
Hasta ahora, no. Él sabe más de americano y yo de sóccer; nos complementamos. Pero es muy importante para mí que le gusten, en general. Es mi trabajo y tengo que pasar el domingo entero viendo partidos. No deja de ser mi trabajo, pero a ambos nos gusta.

¿Qué es lo que más extrañas de Michoacán?
A mis papás, y el ritmo de vida tan tranquilo. Un día ahí parece tener treinta horas, no se siente el estrés de la ciudad. Siempre que voy, hago mi tour gastronómico. Llego a cenar enchiladas y tamales; al día siguiente echo las quesadillas, en la comida mi mamá hace algo típico y paso el día en el rancho de mi papá. Desde plantando un nuevo arbolito hasta vacunando a las gallinas.

¿Ya te acostumbraste a estar expuesta todo el tiempo en los medios?
Siempre estará el que me pide por Twitter que le envíe fotos de mis pies y a veces no me queda más que preguntarme si eso es real. O el que me dice: me enloquece que salgas sin medias.

Hace tiempo te preguntaron ‘qué le cambiarías a México’. Respondiste que nada, ¿realmente no cambiarías nada ahora?
Hay lugares increíbles en el mundo, pero falta todo ese folklore de nuestro país. Salir a comer a la calle y cruzarte con un manjar tan complejo como el tamal oaxaqueño, o la calidez de la gente, son cosas que no ves en otro país. No soy ni política ni mucho menos, así que no me meto en el tema de la seguridad y este rollo…

Pero igual, vives acá, mereces una opinión aunque no sea política.
Llevo cinco años viviendo en el Distrito Federal y jamás he estado ni de cerca en una situación de robo. Por suerte.

Como sea, vienes de uno de los estados más violentos del país…
Sí. Me duele. Mataron al presidente de La Piedad, que era amigo de la familia y me dolió como no puedes entender. Fue una situación de las más complicadas que recuerdo; se bloquearon las líneas, la gente enviaba mensajes de que hubo balacera. Mis papás no contestaban. Claro que me duele la inseguridad del país, pero creo que en algún momento tiene que terminar.

¿Es nuestro único problema?
Todo lo demás es llevadero; el tema de la inseguridad es el que ya no está tolerable. Vivir asustado, ir en coche con las ventanas cerradas…

A tus 25 años ya estás casada; tienes un título de Miss Michoacán, conduces dos programas, ¿te falta algo por hacer?
A nivel profesional, seguir aprendiendo mucho. Convivo con grandes talentos y tengo que absorberles mucho. A nivel personal estoy en un muy buen momento y uno de mis sueños es poder conocer cada rincón del mundo.
Mi sueño de programa sería tener algo como Ellen Degeneres; donde no hay una limitante de sólo entrevistar a cierto tipo de personas. Tener ‘de chile, de mole y pozole’. Desde el chico que está de moda, hasta al presidente.

Foto: Ruth Xospa / Coordinación de moda: César Casalone
Maquillaje: Alejandra Alba / Peinado: Irma Rodríguez

VIDEO DE BACKSTAGE

Etiquetas

Comentarios

4 Comments

  1. Tania. Me encantas. Quisiera conocerte.
  2. Dime que tendria que hacer un simple mortal para conocerte, sigo tu carrera desde fox sport, y ahora en tv azteca
  3. Hola por favor alguien que me.pueda ayudar es el.cumple de.un amigo y muere por tener para colección la revista Open donde salió Tania rincón alguien.puede ayudarme a conseguirla.o.decirme donde puedo.conseguirlas muchas grax
  4. hola super, q pusieron en esa revista a Tania, lamentablemente no pude conseguir la revista, urgeme conseguirla, donde o ustedes pueden mandarmela avisenme xfa. mil gracias….